o 1 Campo 2 Ca 3 Campo 1 Co 2 Campo 2 Campo 3 Campo 3 Campo 3 Campo 3 Ca 3 Campo 3 Campo 3
o 1 BUZÓN AGENDA PARA LEER ANDANDO HUELLAS AJENAS LITERATURAENBREVE

lunes, 25 de junio de 2007

Ahora estaba leyendo

Había empezado a leer la novela unos días antes. La abandonó por negocios urgentes, volvió a abrirla cuando regresaba en tren a la finca. [...] En lo alto dos puertas. Nadie en la primera habitación, nadie en la segunda. La puerta del salón, y entonces el puñal en la mano, la luz de los ventanales, la cabeza del hombre en el sillón leyendo una novela.

JULIO CORTÁZAR
Final del juego

Estaba leyendo y me he sobresaltado al sentir el libro latir debajo de mis dedos. Lento, acompasado. Me he quedado escuchando y luego he seguido. Sienta bien saber que por un momento he llegado a pensar que era el libro el que estaba vivo.

2 pisaron la hierba:

Isa dijo...

Y en verdad era el libro el que palpitaba ante la caricia de la mirada...
Saludos.

das Ganze dijo...

Los libros piensan, tienen un azogue por detrás, laca de espejo. Y se embadurnan con el tiempo que dejamos caer entre sus páginas, respirando con nosotros, leyéndonos.

Un placer encontrar este rastro de palabras florecientes