o 1 Campo 2 Ca 3 Campo 1 Co 2 Campo 2 Campo 3 Campo 3 Campo 3 Campo 3 Ca 3 Campo 3 Campo 3
o 1 BUZÓN AGENDA PARA LEER ANDANDO HUELLAS AJENAS LITERATURAENBREVE

jueves, 16 de octubre de 2008

El agua desde arriba

Levanta la tapa de la pecera para mirar el agua desde arriba. Se sacude los restos de confeti que le han quedado en el pelo con la mano, y uno de ellos cae al agua. Hay peces azules, naranjas, y blancos, lo que más. También ha visto uno de esos peces aspiradora, tan locos como su madre por dejarlo todo limpio, limpio.
―Es curioso lo de los elefantes ―escucha decir a alguien.
Los demás se han sentado en torno a la tele, y Sara pasa con las manoplas puestas, a punto de sacar la tarta del horno, deja sobre la mesa una cubitera y una jarra y se esfuma corriendo hacia la cocina.
Los peces siguen de una esquina a otra, ondulando como una lámina de papel albal bajo el agua. En cuanto pueda apartar la vista de los peces, se girará hacia la mesa y cogerá los hielos. Irá vaciando todos los cubitos sobre el agua. Cuando pueda apartar la vista de los peces, piensa. Al fondo, alguien hablará de la longitud de los agujeros de gusano.

8 pisaron la hierba:

Dragon de Azucar dijo...

peces inmótico, qué buena idea...


Saludos

Patto dijo...

Es un pequeño y brillante fragmento de realidad.

El Viajero Solitario dijo...

Me ha venido a la cabeza, acaso sin venir demasiado a cuento, una de esas reuniones del Club de la Serpiente, de Rayuela. Un acierto lo de los elefantes y la longitud de los agujeros de gusano. Son el tipo de conversaciones que suelen darse en torno a una cubitera y una jarra.
Un placer tu regreso, Arilena.

Arilena dijo...

Curiosamente, Viajero, en el taller (era un ejercicio) me dijeron que quizásla longitud de los agujeros de gusano era una frase muy complicada para cerrar el cuento porque distraía distraía la atención.

El Viajero Solitario dijo...

Pues a mí me sigue gustando la frase. Como te digo, creo que ilustra perfectamente una de esas conversaciones con tintes aparentemente filosóficos y trascendentes que suelen darse cuando se ha ingerido ciertas dosis de alcohol.
Quizá si pueda distraer un poco y llevar al lector a pensar en los agujeros de gusano en lugar de en el sentido del relato, pudiera ser, pero a mí me gustó.

Raúl dijo...

A ambos dos (a tu taller literario y al viajero) les daría yo la razón. La frase es genial, terminante. Pero quizá, sobraría la referencia a "la longitud".
Hermoso relato.

Arilena dijo...

Gracias Raúl. Fíjate que yo creo que de quitar sería la frase completa porque sin "la longitud" perdería ese ritmo de cadenza. No lo sé.

Me decían en el taller "¡Qué frase más cuántica!" y yo no sé que será que tienen los agujeros de gusano de cuánticos, o al menos a los que yo me refiero, a los agujeros de gusano de los de toda la vida. De los que pueden tener al animal dentro.

Un saludo

J. Úbeda dijo...

Una imagen muy real. Te transporta a la infancia...